12 de February del 2016

¡Ya hemos comenzado la temporada de verano!

 

Siempre debemos tener encuenta a nuestro coche y sus necesidades.

En esta época solemos viajar más y tener precaución es esencial.

Es importante hacer una buena revisión del vehículo al comienzo de la temporada e ir vigilando su buen estado continuamente.

Antes de un viaje debemos revisar todos los niveles del vehículo: aceite, agua, líquido de frenos, líquido limpiaparabrisas (que pueda eliminar los insectos de la luna, para una mejor visión).

Tener el filtro de polen limpio es importante para que el aire acondicionado funcione correctamente; filtra las impurezas del exterior y evita la entrada de ácaros y otros, tan perjudiciales, sobre todo para los alérgicos. Comprobar y recargar el aire acondicionado para evitarnos sorpresas asfixiantes durante el trayecto.

Controlar el estado y la presión de los neumáticos, aumentándola cuando el coche vaya cargado, hasta la presión indicada por su fabricante; encontrándolo habitualmente en el canto de la puerta del conductor, en la tapa del depósito, en su manual o en su defecto en una gasolinera o en internet.

Probar el funcionamiento de todas las luces.

Revisar que las matrículas estén en perfectas condiciones, su mala visibilidad puede acarrear duras sanciones.

Equiparnos con parasoles que impidan que los asientos, salpicadero y volante, adquieran elevadas temperaturas. Cortinillas para los asientos traseros, e incluso tintar las lunas traseras para que niños y personas con piel delicada eviten su exposición continuada al sol.

Es imprescindible aprovisionar su automóvil de triángulos de avería, chalecos reflectantes y, si se necesitan, gafas o lentillas de reserva. También estaría bien llevar lámparas de repuesto de cada luz exterior del vehículo, un pequeño botiquín y un extintor.

Deseamos que disfrutéis ampliamente de estas merecidísimas vacaciones y del buen tiempo, para ello tenemos todo lo necesario: portabicis para aquellos deportistas que quieren llevar consigo sus amigas incondicionales, neveras para refrescarnos y continuar con nuestra conducción lo más atentos posible, bacas para cargar equipaje, cofres que facilitan el transporte de accesorios necesarios para nuestro uso y disfrute (recuerden que el equipaje no puede sobresalir del perímetro del coche), etc.

Y nunca está de más, recordar aspectos necesarios para una conducción segura:

  • Circular siempre con el cinturón de seguridad.
  • LLevar siempre a los niños en sillas homologadas y adecuadas a su peso, altura y edad.
  • Evitar distracciones al volante.
  • Mantener la distancia de seguridad.
  • Utilizar habitualmente el carril más a su derecha posible, dejando libre los de su izquierda para facilitar los adelantamientos y así contribuir en la fluidez del tráfico.
  • No utilizar el teléfono mientras se conduce.
  • No exceder la velocidad permitida.
  • No beber alcohol si va a conducir.

Aumentar la precaución y la atención en los puntos negros...